Cabreira I: la ‘llengua’ de la pizarra

“A minha pátria é a língua portuguesa.”

Fernando Pessoa

19684704580_bf85867955_z

L’aldea de Ñogare, ente fronda (Fotografía: Denis Soria)

Los humanos, tan avezaos a poner llímites a too acabamos creyendo que les fronteres son llendes absolutes, un tránsitu implacable ente dos mundos opuestos. Pero la cultura popular anecia plácidamente en demostramos lo contrario y munches vegaes los que nun comprenden esto cuerren peligru de pensar qu’existen realidaes fuera de llugar.

Gaiteiros de Corporales (Fotografía: Denis Soria)

Aquellos que tengan dalgún vínculu familiar o d’amistá cola comarca de la qu’agora vamos falar sepan tal vez que, como anunciaba’l cartelu de la Fiesta de Cabreira, el día 11 de santamarina correspuende col nuesu 11 de xunetu. Esti día la vega de l’aldea de Ñogare inundóse con un xenteríu y con un programa que permitieron abrir un camín nuevu pa continuar el viaxe pela llingua asturllionesa. Cosa en verdá qu’agradecimos vistes les vertixinoses carreteres peles qu’aportemos. Cabreira’tis una comarca encaxada al suroeste de la provincia de Llión, ente la olla d’El Bierciu y los collaos de Senabria. Montiega y aislada históricamente, lo que per una parte favoreció que’l nuesu idioma se conservara’til los nuesos díes pero, per otra, qu’inda güei munchos cabreireses vean na llengua y na cultura propies un recuerdu desagradable d’esa miseria endémica que sufrieron con toa severidá.

Momentu na presentación d'Álvarez-Balbuena (Fonte: El Cabreirés.com)

Momentu na presentación d’Álvarez-Balbuena (Fonte: El Cabreirés.com)

Anguaño colectivos como Faceira y El Teixu faen un trabayu incomiable moviendo montes más altos que’l cielu por salvar esti idioma milenariu, cuando les más de les veces los sos mesmos falantes nun tán dispuestos a mover una piedra. Namás el caudal insistente de los ríos y de les pallabres de Xepe Valle y Fran Allegre paecíen erosionar estes roques tan sólides. Y baxo un sol siempre incompasivu Fernando Álvarez-Balbuena dio un aire de frescor y normalidá aireando una toponimia cabreiresa qu’hasta agora permanecía na solombra. Nin que dicir tenemos del repás emotivu pela vida anónima d’una muyer cabreiresa de la mano de Dori Barrio y les demás actuaciones del seranu, de los gaiteiros de Pombriegu y de Quintaniella, asina como’l conciertu de dos grupos selectos del folck llionés y gallegu p’arrollar la nueche: Tarna y Luar na Lubre.

Les campanes y el pendón, del pueblu son (Fotografía: Denis Soria)

Les campanes y el pendón, del pueblu son (Fotografía: Denis Soria)

Nesti torrente de cultura llionesa nun faltó’l desfile de pendones qu’abriera la fiesta, una lloa al arguyu de los mozos que portaben la seña del so pueblu y que’twas la fuercia que sostenía esa socesión al vientu de vistoses colores rellumantes, espurríes nuna tela d’un tamañu fascinante. A munchos-yos sorprende’l so antiguu orixe militar, nel tiempu en que los exércitos medievales taben compuestos por distintes mesnaes, les cuales aconceyábense baxo l’estandarte del so señor feudal.

19516697660_087ea5a83c_z

Campaneiru (Fotografía: Denis Soria)

Pero pa min la guinda púnxola la presencia de los Campaneirus de La Cuesta, unos personaxes que formen parte del Antroidu (Antroxu) cabreirés enmarcaos dientro de les llamaes mazcaraes d’iviernu y que como muestrina pasáronse media tarde robando sorrises escorriendo a neños y muyeres, faciendo veyures y entafarrando de cernada a más d’una cara despistada.

El Campaneiru -aparte de currer y asustar a la rapaciada cono sou aspectu y d’enllaburniar con cernada a la xente-  danciaba y brincaba faciendo sonar esos chucayos con rueidu y ruxidera, siendo’l sou cometíu primixeniu’l de forzar l’espertar de la ñaturaleza, tirando cenisas al aire, ayudando asina a la fertilidá de los campos.

Mitoloxía y simbolismu’round la ñaturaleza y l’arquitectura tradicional de Cabreira (Xepe Valle Carrera, 2015).

Al paecer, mesmo nesta comarca reciben diferentes nomes según la zona (campanones, mayus, farramacus, remixacus, trapisacus, matarracus, tamaracus, etc.) dando empiezu esta tradición el primeru de xineru y rematándose con un aguinaldu’til’l día de Reis.

Xente animándose col baille del país (Fotografía: Denis Soria)

Xente animándose col baille del país (Fotografía: Denis Soria)

Con too y con ello, dende’l puntu de vista turísticu nun puedo facer otro sinón realizar un analís bien positivu d’esta fiesta como un exemplu de coherencia y sostenibilidá pa col entornu sociocultural. Nun mos escaecer qu’ésta incluyó una recuperación y puesta en valir de los recursos turísticos propios de la comarca, del so patrimoniu, lo qu’amás supón un gastu menor por oposición a eses atracciones insípides de feria o al glamour cutre de les orquestes itinerantes (que pal que quixo tamién les hebo). Dende equí, a tolos que fixeron posible too esto -especialmente a la xente d’El Cabreirés.com– namás me queda agradecé-yoslo’til l’infinitu… y más allá.

Nel nuesu casu como nun daba tiempu a too, dalgunes d’estes coses pudimos veles en persona, otres non. Pruyómos garrar el coche y salir a conocer otros pueblos de la comarca y de los que falaré nes próximes entraes, pos esti capítulu nun acaba equí…

El prau de la fiesta dende El Villar (Fotografía: Denis Soria)

El prau de la fiesta dende El Villar (Fotografía: Denis Soria)

Advertisements

Dexa un comentariu

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s